[Comunicado] En solidaridad con Rodney Álvarez

Rodney Alvarez  ha sido condenado a 15 años de prisión por un crimen que nunca cometió. Con esta vil y amañada sentencia se ha perpetrado un golpe contra la justicia y el movimiento obrero en su conjunto. Hasta la fecha no hay ni un solo elemento probatorio, ni testigos, nada con lo que se pueda incriminar al trabajador de ferrominera. De modo que la gente honesta, los trabajadores y trabajadoras que aún creemos en un país de iguales, justo y democrático, debemos rechazar esta infame y cruel sentencia condenatoria.

En el montaje judicial montado sobre Rodney Alvarez se acumulan un sin número de irregularidades que al examinarlas por sí solas queda en evidencia una cosa: inocencia. Fue detenido y encarcelado en Junio de 2011. Permaneció en prisión por diez años sin celebrar juicio hasta el pasado 8 de junio. Durante ese período de tiempo la fiscalía General de la República no presentó elementos probatorios que implicaran a Rodney en el lamentable asesinato Renny Rojas. Por el contrario numerosos testigos y grabaciones de los hechos demuestran que el verdadero asesino fue el dirigente sindical y militante del PSUV Hector Maican, hoy protegido por un sector de la burocracia estatal. Ya van 3 atentados contra la vida de Rodney en el Rodeo II y más de 25 audiencias diferidas.

Las leyes en la sociedad de clase son como las telarañas; mientras los pequeños insectos quedan atrapados en ella, los grandes animales las rompen con facilidad. Es la misma legalidad burguesa que sentencia a los pobres hambrientos como Jean Valjean y blinda a los poderosos. Se trata de una legalidad miserable e injusta. Siempre susceptible a maniobras y engaños. Se ha juzgado a un trabajador a todas luces inocente mientras el verdadero ejecutor del crimen permanece impune y amparado por el Partido de gobierno. No se puede hablar de revolución y socialismo mientras prevalezca la infamia y la mentira en los tribunales de justicia.

Cabe decir que los daños ya son irreparables; Como mencionamos el compañero Rodney  perdió 10 años de su vida por culpa del retardo procesal ¿De qué modo es posible reparar  el tiempo de vida diluido por la mezquindad de algunos poderosos burócratas?. Son los mismos métodos difamatorios y punitivos que buscan acabar con la integridad de jóvenes como Aryenis y Alfredo, Guillermo Gonzalez y un centenar de trabajadores injustamente detenidos. Chivos expiatorios empleados para pagar las cuentas de unos cuantos corruptos. 

Desde el comité de familiares y amigos de los trabajadores presos hacemos un llamado a las autoridades judiciales a que sea respetado el estado de derecho y de justicia exhortándolos a poner en libertad plena al compañero Rodney alvarez. Este trabajador merece abrazar nuevamente a sus hijos, besar a su madre y gozar de una vida plena, sin calumnias, ni barrotes. De la misma manera pedimos al Fiscal General y al Tribunal Supremo de Justicia que investiguen a fondo los asuntos acontecidos en la asamblea de trabajadores de junio de 2011 donde perdió la vida Renny Rojas. De modo que se pueda colocar tras las rejas al verdadero asesino.

Rodney es un muchacho inocente, un trabajador cuyo único delito es ser pobre. Invitamos a todos los hombres y mujeres de bien a manifestarse contra este brutal atropello. Es un deber moral de cada uno de los venezolanos rechazar toda acción que por su propia naturaleza sea injusta y cuya única pretensión sea socorrer a los verdaderos criminales. ¡Un país no progresa de esa manera!

¡Libertad para Rodney Alvarez!

¡Que lo injusto no nos sea indiferente!

Rodney Alvarez  ha sido condenado a 15 años de prisión por un crimen que nunca cometió. Con esta vil y amañada sentencia se ha perpetrado un golpe contra la justicia y el movimiento obrero en su conjunto. Hasta la fecha no hay ni un solo elemento probatorio, ni testigos, nada con lo que se pueda incriminar al trabajador de ferrominera. De modo que la gente honesta, los trabajadores y trabajadoras que aún creemos en un país de iguales, justo y democrático, debemos rechazar esta infame y cruel sentencia condenatoria.

En el montaje judicial montado sobre Rodney Alvarez se acumulan un sin número de irregularidades que al examinarlas por sí solas queda en evidencia una cosa: inocencia. Fue detenido y encarcelado en Junio de 2011. Permaneció en prisión por diez años sin celebrar juicio hasta el pasado 8 de junio. Durante ese período de tiempo la fiscalía General de la República no presentó elementos probatorios que implicaran a Rodney en el lamentable asesinato Renny Rojas. Por el contrario numerosos testigos y grabaciones de los hechos demuestran que el verdadero asesino fue el dirigente sindical y militante del PSUV Hector Maican, hoy protegido por un sector de la burocracia estatal. Ya van 3 atentados contra la vida de Rodney en el Rodeo II y más de 25 audiencias diferidas.

Las leyes en la sociedad de clase son como las telarañas; mientras los pequeños insectos quedan atrapados en ella, los grandes animales las rompen con facilidad. Es la misma legalidad burguesa que sentencia a los pobres hambrientos como Jean Valjean y blinda a los poderosos. Se trata de una legalidad miserable e injusta. Siempre susceptible a maniobras y engaños. Se ha juzgado a un trabajador a todas luces inocente mientras el verdadero ejecutor del crimen permanece impune y amparado por el Partido de gobierno. No se puede hablar de revolución y socialismo mientras prevalezca la infamia y la mentira en los tribunales de justicia.

Cabe decir que los daños ya son irreparables; Como mencionamos el compañero Rodney  perdió 10 años de su vida por culpa del retardo procesal ¿De qué modo es posible reparar  el tiempo de vida diluido por la mezquindad de algunos poderosos burócratas?. Son los mismos métodos difamatorios y punitivos que buscan acabar con la integridad de jóvenes como Aryenis y Alfredo, Guillermo Gonzalez y un centenar de trabajadores injustamente detenidos. Chivos expiatorios empleados para pagar las cuentas de unos cuantos corruptos. 

Desde el comité de familiares y amigos de los trabajadores presos hacemos un llamado a las autoridades judiciales a que sea respetado el estado de derecho y de justicia exhortándolos a poner en libertad plena al compañero Rodney alvarez. Este trabajador merece abrazar nuevamente a sus hijos, besar a su madre y gozar de una vida plena, sin calumnias, ni barrotes. De la misma manera pedimos al Fiscal General y al Tribunal Supremo de Justicia que investiguen a fondo los asuntos acontecidos en la asamblea de trabajadores de junio de 2011 donde perdió la vida Renny Rojas. De modo que se pueda colocar tras las rejas al verdadero asesino.

Rodney es un muchacho inocente, un trabajador cuyo único delito es ser pobre. Invitamos a todos los hombres y mujeres de bien a manifestarse contra este brutal atropello. Es un deber moral de cada uno de los venezolanos rechazar toda acción que por su propia naturaleza sea injusta y cuya única pretensión sea socorrer a los verdaderos criminales. ¡Un país no progresa de esa manera!

¡Libertad para Rodney Alvarez!

¡Que lo injusto no nos sea indiferente!

Rodney Alvarez  ha sido condenado a 15 años de prisión por un crimen que nunca cometió. Con esta vil y amañada sentencia se ha perpetrado un golpe contra la justicia y el movimiento obrero en su conjunto. Hasta la fecha no hay ni un solo elemento probatorio, ni testigos, nada con lo que se pueda incriminar al trabajador de ferrominera. De modo que la gente honesta, los trabajadores y trabajadoras que aún creemos en un país de iguales, justo y democrático, debemos rechazar esta infame y cruel sentencia condenatoria.

En el montaje judicial montado sobre Rodney Alvarez se acumulan un sin número de irregularidades que al examinarlas por sí solas queda en evidencia una cosa: inocencia. Fue detenido y encarcelado en Junio de 2011. Permaneció en prisión por diez años sin celebrar juicio hasta el pasado 8 de junio. Durante ese período de tiempo la fiscalía General de la República no presentó elementos probatorios que implicaran a Rodney en el lamentable asesinato Renny Rojas. Por el contrario numerosos testigos y grabaciones de los hechos demuestran que el verdadero asesino fue el dirigente sindical y militante del PSUV Hector Maican, hoy protegido por un sector de la burocracia estatal. Ya van 3 atentados contra la vida de Rodney en el Rodeo II y más de 25 audiencias diferidas.

Las leyes en la sociedad de clase son como las telarañas; mientras los pequeños insectos quedan atrapados en ella, los grandes animales las rompen con facilidad. Es la misma legalidad burguesa que sentencia a los pobres hambrientos como Jean Valjean y blinda a los poderosos. Se trata de una legalidad miserable e injusta. Siempre susceptible a maniobras y engaños. Se ha juzgado a un trabajador a todas luces inocente mientras el verdadero ejecutor del crimen permanece impune y amparado por el Partido de gobierno. No se puede hablar de revolución y socialismo mientras prevalezca la infamia y la mentira en los tribunales de justicia.

Cabe decir que los daños ya son irreparables; Como mencionamos el compañero Rodney  perdió 10 años de su vida por culpa del retardo procesal ¿De qué modo es posible reparar  el tiempo de vida diluido por la mezquindad de algunos poderosos burócratas?. Son los mismos métodos difamatorios y punitivos que buscan acabar con la integridad de jóvenes como Aryenis y Alfredo, Guillermo Gonzalez y un centenar de trabajadores injustamente detenidos. Chivos expiatorios empleados para pagar las cuentas de unos cuantos corruptos. 

Desde el comité de familiares y amigos de los trabajadores presos hacemos un llamado a las autoridades judiciales a que sea respetado el estado de derecho y de justicia exhortándolos a poner en libertad plena al compañero Rodney alvarez. Este trabajador merece abrazar nuevamente a sus hijos, besar a su madre y gozar de una vida plena, sin calumnias, ni barrotes. De la misma manera pedimos al Fiscal General y al Tribunal Supremo de Justicia que investiguen a fondo los asuntos acontecidos en la asamblea de trabajadores de junio de 2011 donde perdió la vida Renny Rojas. De modo que se pueda colocar tras las rejas al verdadero asesino.

Rodney es un muchacho inocente, un trabajador cuyo único delito es ser pobre. Invitamos a todos los hombres y mujeres de bien a manifestarse contra este brutal atropello. Es un deber moral de cada uno de los venezolanos rechazar toda acción que por su propia naturaleza sea injusta y cuya única pretensión sea socorrer a los verdaderos criminales. ¡Un país no progresa de esa manera!

¡Libertad para Rodney Alvarez!
¡Que lo injusto no nos sea indiferente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s